“¿Que quedará de este desierto?
Detesto mis miedos. ¿Dónde podré buscar refugio?
¿Pensando sin sentir? ¿Sintiendo sin pensar?
Mi vida es como una casa en el margen del desierto dónde me siento tan seguro como encerrado.”

Peter Schreiner

Las películas del foco a Peter Schreiner existen en un punto suspendido entre dos cosas: entre el encierro y el afuera, entre el mar y el desierto, entre la conversación y el silencio que dura años, el futuro y la memoria, la imaginación y la crudeza de las cosas que ya existen, el paisaje y la luz que no deja ver, lo trascendente y lo que no dura más que unos segundos. También, entre categorías que se le aplican al cine y que muchas veces no sirven demasiado: ficción, documental, experimental, ensayo. Y es que así como Schreiner produce sus propios espacios con fragmentos de muchos, produce sus personajes con fragmentos de realidad y sus registros con momentos de suspendida narración, produce su tono con viejos y nuevos fragmentos de cine. Para eso, va siempre a algo que es original porque tiende al origen: el mar, el desierto, la piedra. En esos paisajes se encuentra una especie de base cruda del ser, un punto cero como lo llamó Adrián Martin sobre el cual se proyectan voces materiales que se exploran y se vuelven a explorar película a película, como el rostro de una actriz que también recorre este foco, Giuliana Pachner. Los fragmentos de desierto y de mar no pueden confundirse de los anteriores cuando un ser inquieto, lleno de voluntad de recorrerlos, los transita. Así, la necesidad de moverse transforma el paisaje y el paisaje modifica el ritmo del movimiento. No hay imagen que no esté hecha de elementos heterogéneos, mutuamente transfigurantes. Para encontrarlos hay que ser paciente, adoptar el ritmo de estos objetos y estos personajes, que preguntan quizás a cada paso de donde vengo y hacia donde voy. Todos esos espacios que creíamos haber visto ya son como esas ideas y sentimientos que se supone son comunes a todos los humanos pero que jamás podrán ser simplificables, ni generalizables. Mucho menos dados por sentado: ¿cómo es la imagen de un rio? No hay forma de saberlo de antemano. Es necesario transitar la experiencia.

 


Lucía Salas

Curadora


Peter Schreiner

Peter Schreiner nació en Viena (Austria) en 1957. Un niño solitario, comenzó a filmar desde temprano con su cámara de Super-8. Más tarde comprendió que era una forma de comunicación que lo liberaba de hablar. En 1975 aplicó para la antigua Universidad de Música y Artes Performáticas del departamento de Cine y TV de Viena y comenzó su educación superior. Si bien sus expectativas eran grandes (salir de la aburrida escuela y entrar en un área de trabajo artítstico) fueron años de desiluciones y humillacions. La orientación comercial y convencional de la institución se contradecían con sus aspiraciones artísticas. Ahí aprendió el oficio de camarógrafo y fundó junto a algunos amigos un club de cine, en el que filmaban pequeños proyectos en 16 mm. Entre 1977 y 1981 trabajó con filmmakers Bärbel Neubauer, Margaretha Heinrich and Niki List. En 1982, luego de una depresión, logra finalizar su primera película Grelles Licht. Al año siguiente terina Erste Liebe, dos películas que sentaron la base de su estilo personal y experimentación. Como parte de un servicio comunitario comienza a trabajar con personas con discapacidades motrices y mentales y luego funda un grupo privado de niños junto con su futura esposa María, lo que lo lleva a filmar Kinderfilm en 1985. El nacimiento de su hijo en 1986 lo lleva a filmar su próximo proyecto I Cimbri. Invitados por un lingüista, viajó a Giazza/Ljetzan, un pueblo del norte de Italia de habla alemana. En los años siguientes nacieron sus hijos Isabella y Paul, comenzó a interesarse por la teología y comenzó a trabajar como asistente pastoral con chicos y adolescentes. Absorto de intriga, decepcionado por la institución pero lleno de experiencias Schreiner regresa al cine en 2004. En un viaje de investigación conoce a Giuliana Pachner, quien será la actriz de sus próximos 4 proyectos. Una experiencia de la vida de Pachner lo lleva a la isla de Lampedusa, donde filman su último proyecto, co-producido por los protagonistas con sus propias líneas autobiográficas. Está desarrollando un nuevo proyecto, Der Garten.



Programación Completa

Bellavista
Peter Schreiner
Documental | Austria – 2006 – 117'
Sapada es un enclave lingüístico del dialecto plodar, que se habla en los Alpes, en el norte de Italia. El registro...
Toto
Peter Schreiner
Documental | Austria – 2009 – 128'
Totó es una película de pura contemplación. El tiempo se detiene y voces interiores parecen susurrar en nuestros oídos..
Fata Morgana
Peter Schreiner
Austria – 2012 – 140'
El documentalista experimental emprende una búsqueda psicoanalítica de la existencia humana. Es un cruce entre Freud y..
Lampedusa
Peter Schreiner
Documental experimental | Austria – 2015 – 130'
Dos personas regresan a la isla mediterránea de Lampedusa.
Giulia sobrepasa una crisis allí, Zakaria huyó de la guerra..