Territorios en disputa

Movimientos migratorios históricamente forzados. Poblaciones empobrecidas, saqueadas, desplazadas, forzadas a ser migrantes.

Por vivir en tierras sensibles de ser despojadas, exprimidas, turistificadas. Gentrificadas. Extractivizadas. Consumidas, que no vividas. Capitalismizadas. Rurales y urbanas. Céntricas, y también periféricas. Privatizar la tierra, la calle, el espacio público, los derechos, la vida.

Criminizalizar la vida en comunidad y en armonía con la tierra. Una vida que no es rentable. Cada plaza, cada calle, cada casa, cada río, cada bosque son potenciales objetos para el beneficio. Y sobran sujetos. Criminalizar a quien vive, a quien sobrevive, a quien migra y sobrevive, en un paradigma (único) de consumo.

El turismo, como actividad central de la reconversión del capitalismo de los servicios. Un capitalismo rosado, vestido con luces y papel celofán. Con onda. Ciudades, pueblos, montañas, cascadas: nada es sin el turismo. El territorio para el consumo, para la versión más salvaje del turismo: nunca para la vida.

Así se propone esta sección temática, con una selección de 5 largos y 5 cortos urgentes y excepcionales que dialogan como manifiesto: los territorios son de quienes los habitamos. Nuestros.

 

 


Marta García

Programadora


La cuestión de la igualdad

Hacer ciudad sobre la ciudad, garantizar el uso plural del espacio público, mezclar las actividades, romper los guetos, componen el discurso mediático de la Agenda Urbana de los gobiernos. Un contexto mundial de concentración de las riquezas y crecimiento de la desigualdad genera en cambio grandes bolsones de pobreza, segregación social, desigualdad, discriminación, exclusión e injusticia espacial. Las ciudades se fragmentan en espacios exclusivos, del exceso y la sobreabundancia y como su contracara espacios de marginalidad, aislamiento y discriminación.  El muro, el alambrado y la reja, límite entre lo público y lo privado, aparecen como expresión de la discriminación social, y la segregación que producen señala la inscripción territorial de sus diferentes formas. Exclusión residencial, xenofobia y marginación a los pobres toman así formas equivalentes en el espacio urbano; a veces de manera espontánea a través de las conductas individuales o grupales, en la generalidad de los casos escondidos en reglamentos generados por las administraciones locales. La cuestión de la igualdad ocupa el centro de la cuestión urbana: y al hablar de igualdad no lo hacemos en nombre de una abstracción que considere a todos los seres humanos como “idénticos” sino que por el contrario reconozca que lo único que asegura la igualdad es la libertad de posibilidades para que se escuchen todas las voces. Es la posibilidad de desplazarse, de migrar, de sobrevivir, del derecho a vivir y expresarse por fuera de los cánones uniformadores de la sociedad del beneficio, del capital y del consumo.


Arq. Jaime Sorin

Decano Departamento de Arquitectura, Diseño y Urbanismo. Universidad de Avellaneda


Esta sección fue realizada en conjunto con en Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad de Buenos Aires


Programación Completa